HUERTA AGROECOLÓGICA COMUNITARIA EN CARLOS BEGUERIE

Un grupo de vecinos y vecinas de la localidad de Carlos Beguerie, partido de Roque Pérez, crearon la primera huerta agroecológica del lugar, con el fin de producir alimentos y venderlos evitando toda la cadena de comercialización que el mercado exige.

Acompañados por personal de la Delegación, comenzaron a desarrollar la primera huerta comunitaria agroecológica en el predio lindero a la Unidad Productiva Forestal Nº 1.

El proyecto cuenta con el asesoramiento del ingeniero agrónomo, Damián Ferranti, trabajador de la Dirección de Producción municipal, quien resaltó que en la huerta comunitaria se están plantando más de 15 especies de hortalizas. Asimismo, destacó que la idea es utilizar la mayor parte del suelo para crear una alfombra verde, que permitirá que no nazcan yuyos y así evitar el uso de agrotóxicos.

La producción permitirá ingresos económicos a los y las trabajadoras de la tierra, verduras frescas a un precio justo para la comunidad, como también tendrá fines turísticos y educativos por lo que se espera un impacto positivo para los y las beguerienses.

Fue la secretaria de Gobierno interna Graciana Uruslepo, quien a través de la Secretaría de Gestión y Coordinación facilitó la compra de los plantines, para impulsar la iniciativa y desarrollar una huerta agroecológica, como alternativa de producción sustentable de alimentos más sanos. “Es una interesante alternativa de producción para contribuir al consumo de productos de calidad y el uso sustentable de la tierra”, afirmó.

Por su parte Ana Montes, responsable de Turismo en Carlos Beguerie, comentó que en el lugar se abrió un sendero turístico en la unidad productiva forestal, para que los turistas y lugareños puedan recorrer. “La idea es ir poniéndole a cada planta su nombre para que vean todas las especies nativas que hay en este lugar. Con este nuevo proyecto, Beguerie suma un atractivo turístico más a los ya existentes, como son los almacenes de campo. También en nuestro paraje contaremos con una base de campamento que además será un atractivo educativo”, finalizó.

La idea es que los turistas puedan pasear visitar la huerta y ver el trabajo que hacen las mujeres, cómo trabajan la tierra para luego poder comercializar los productos frescos.

En los últimos años, en nuestro país surgieron muchos de estos emprendimientos productivos en diferentes zonas de la región agrícola, generalmente de la mano de jóvenes y mujeres, que además de un sustento económico, buscaron producir y ofrecer productos para una alimentación más sana, cuidando el medio ambiente. La idea es contagiar este tipo de producciones de huertas agroecológicas en diferentes localidades, para poder autoabastecer localmente la gran demanda actual de productos más sanos y producidos sustentablemente. Este tipo de producciones locales más cercanas al consumidor, permiten abaratar los costos logísticos, cuidar el medio ambiente al acortar la cadena de distribución, y que los productos lleguen más frescos y en mejor estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *