Que se sepa: en Córdoba también hay vino.

Dotada de suelos fértiles, varias de sus localidades son aptas para el cultivo de vid. Sin embargo, su clima lluvioso y húmedo, que en muchos casos excede las necesidades de planta, complejizan su producción. En términos de participación, la provincia sólo produce el 0,06% del vino argentino, no obstante su relevancia no se mide por su cantidad sino por su calidad.